miércoles, 13 de abril de 2011

No Hay Compromiso bilateral_ (parte 2)



Cada uno de nosotros es responsable ante Dios por lo que significa dejatlo todo,
Un creyente no puede dictar normas para el otro;cada persona debe actuar como resultado de su propio ejercicio delante de Dios.


Es un asunto estrictamente personal.


Si como resultado de tal ejercicio,el Señor guía a un creyente a un grado de devociòn hasta el momento desconocido,no debe ser ello un motivo de orgullo personal.


Los sacrificios que hagamos no son en ninguna manera sacrificios cuando los examinamos
a la luz del Calvario. Además de esto,damos al Señor solamente aquello que ya no podemos retener y que hemos dejado de amar.


"No es necio quien da aquello que ya no puede retener para obtener algo que no puede perder"




Maria Guadalupe Correa.H.

No hay comentarios:

Publicar un comentario