jueves, 22 de septiembre de 2011

Continuación:"Las cosas que impiden ser Discipulos de Jesùs."


....Continuación < Y así con visión penetrante,el Señor Jesús,dijo: "Ninguno que poniendo su mano ene el arado mira hacia atrás,es apto para el reinado de Dios." En otras palabras,Mis discípulos no son tan egocentricos,ni de ideas tan volubles como tú has demostrado ser. Yo necesito personas que quieran renunciar a los deseos familiare,que no sean distraídos por parientes sentimentales, discípulos que me pongan sobre por cualquier persona en su vida".



Concluimos forzosamente que el Señor Liviano dejó a Jesús y se alejó tristemente por el camino. Sus confiadísimas aspiraciones de ser un discipulo se hicieron mil pedazos al chocar con la roca de los lazos familiares.
Quizás era una madre llorosa la que le dijó lastimeramente:"Harias estallar el corazón de tu madre si me dejas para ir al campo misionero".
No lo sabemos. Todo lo que sabemos es que la Biblia, misericordiosamente,omite el nombre de este pusílánime que volviendose atras,perdió la mayor oportunidad de su vida y se ganó el epitafío de "No apto para el Reino de Dios".


Resume:

Entonces tenemos que estos tres son los impedimentos básicos para el discipulado,ilustrado por tres hombres que no quisieron seguir las experiencias del camino de Cristo.


Al Señor Apresurado: El Amor por las comodidades terrenales.

Al Señor Tardío: La presedencia de un trabajo u ocupación.

Al Señor Liviano: La Prioridad de los lazos familiares.

El Señor Jesús siempre ha llamado y aún llamando y aún llama ha hombres y mujeres
que le sigan heroíca y sactidicialmente dejando todo. Las vías de esdape aún se presentan diciendo con palabras tentadoras 2¡Cuidate !" Esto no es para tí"!.
Pocos están dispuestos a responder.


Jesús he tomado mi cruz
Por seguirte todo he dejado
Desnudo,pobre,despresiado,
Desde ahora mi todo eres Tú.
Perecido de toda ambición,
Lo que busca y anhelaba,
Pues riquezas que no esperaba
Dios y el cielo son mi posesión.

Que el mundo me deje y desprecie,
Lo hicieron con mi Salvador.
El engañozo corazón
Contra mí su ataque arrecie
Más de Dios la ciencia y el poder
en medio de mi lucha tenaz,
vence el enemigo a satanás,
y su gozo inunda mi ser.




No hay comentarios:

Publicar un comentario