lunes, 26 de septiembre de 2011

Los Discipulos son Mayordomos:Lucas16:1_13_(2DA Parte)


Para El todos los diamantes,rubíes y perlas,todos los depósitos en el banco,todas las pólozas de seguro,todas las mansiones,yates y coches son riquezas injustas. Si se usan en nuestro beneficio,perecen con el uso,pero usadas para Cristo,rinden dividendos atravéz de toda la eternidad.


La forma en que tratamos con lo material es una prueba d e nuestro carácter. El Señor lo enfatiza en el versiculo 10.

"El que es fiel en lo muy poco,tambien en lo más es fiel;y el que en lo muy poco es injusto,tambiem en lo más es injusto.

Aquí lo muy poco es la mayordomia de lo material. Los que son fieles son aquellos que usan estas cosas para la Gloria de Dios y bendción de los demas. Los injustos son los que usan sus posesiones para la comodidad y el lujo y los placeres egoístas. Si no se puede confiar en un hombre en lo muy poco(Lo material),¿Como se le puede confiar lo mucho?(mayordomia de lo espiritual)?
Si se es constante,con las riquezas injustas,¿Como se podrá ser fiel como ministro de Crosto y dispensador de los ministerios de Dios? (1corintios 4:1).

Luego el Salvador da un paso más en su argumento.

"Pues si en las riquezas no fuuisteís fieles.¿quien os confiará lo verdadero?"

Las posesiones terrenales no son verdaderas riquezas. Su valor es infinito y temporal. Los tesoros espirituales son la verdadera riquezas. Su valor no se puede medir y jamas se acaba. El hombre que no es fiel en el manejo de los bienes materiales no puede esperar que Dios le concedaprosperidad espiritual en su vida o tesoros en los cielos.

Una vez más el Señor amplía su argumento diciendo:
"Y si en lo ajeno no fuisteis fieles,¿Quien os dará lo que es vuestro?" (v12)
Lo material no es nuestro,pertenece a Dios. Todo lo que poseemos lo hemos recibido de Dios en mayordomía.
Todo lo que podemos llamar nuestro es el fruto de nuestro diligente estudio y servicio en esto,o la recompensa por haber sido fiel mayordomo en aquello.
Si hemos demostrado ser incompetentes en el manejo de la prosperidad de Dios,no podemos esperar el acceso a las verdades más profundas de la palabra de Dios en esta vida o ser recompensados en la proxima.
Como climax de su enseñanza, el Señor resume toda la parabola; en esta expreión:


"Nungún siervo puede servir a dos señores por que aborrecerá al uno y amará al otro,o estimará al uno y menospresiará al otro. No podeís servir a Dios y a las riquezas" (vers.13)

No puede esxistiruna lealtad dividida.
El discipulo no puede vivir para dos mundos. El mayordomo o ama a Dios o ama a Mamón.
Si aman a Manín odia a Dios.
Y, recordemoslo bien,esto a los discipulos,no a los que no conocen a Dios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario