viernes, 11 de noviembre de 2011

EL DISCIPULO Y LA ORACIÓN _(3ra parte)

12-.12 Finalmente,nuestras oraciones deberían ser especificas. Es solamente cuando oramos por cosas definidas que podemos ver respuestas definidas.




La Oración es un privilegio maravillosos por este medio,como dijo Hudson Taylor,podemos aprender a mover al hombre a través de Dios. " ¡ Que ministerio tenemos en nuestras manos para obrar milagros en el reino maravilloso de la oración ! Podemos llevar el Sol a lugares fríos y ocultos. 

Podemos encender la luz de la esperanza en la cárcel de la desesperación.
Podemos librar al preso de las cadenas que le impiden caminar. Podemos llevar los pensamientos gratos del hogar al que esta en el país lejano. Podemos llevar consuelo celestial a los espiritualmente débiles,aun cuando ellos estén trabajando mas haya de los mares. Estos son milagros en respuesta a la Oración!"


A Esto añade tu testimonio un escritor llamado Wenham; "Predicar es un don difícil de hallar,el orar es aún más escaso,la predicación como la espada es un arma que debe ser usada a corta distancia,no puede alcanzar a los que están lejos. La Oración es como un rifle:Tiene largo alcancé y bajo ciertas circunstancias es aun más efectiva".

Señor,¡¡ como cambian las cosas
;al pasar una hora en tu presencia majestuosa!
Las pesadas cargas de nuestros hombros caen,
refrescas el alma con tu lluvia bienhechora,




caemos sobre las rodillas y todo a nuestro lado parese descender
;Nos levantamos y lo lejano y cercano brilla
Con resplandor de sol en espiritual amanecer.
Entonces ¿ porque he de pensar que la fuerza esta lejos de mi, que soy
débil,
que debo moverme con cuidado para no desmayar;
y en dolores y penas y temores vivir?
no es esa mi parte,Señor.
La ansiedad,el temor, la turbación,
al gozó,la paz y el amor han cedido mi corazón,
Porque me has concedido el bendito don de la oración.

No hay comentarios:

Publicar un comentario