martes, 15 de noviembre de 2011

LA GUERRA ESPIRITUAL..(Continuación_2parte)

;
...Como estoy al tanto de las necesidades especificas y de oportunidades para usar el dinero con gran ventaja para la gloria de Dios y para ayudar a mi prójimo y en tierras lejanas me es imposible permitir que los fondos de la clase sean gastados innecesaria mente en nosotros mismos.


Si yo fuera uno de aquellos que tienen esa necesidad tan grande como se de muchos que la tienen,no querría que los que tienen la posibilidad hicieran lo que pudieran para darme a conocer el Evangelio y para ayudarme en mis nececsidades materiales.

"Como quisiéreis que los hombres hagan con vosotros con ellos"
"y si alguno tuviese bienes de este mundo y viere a su hermano padecer necesidad,y cierra su corazón ¿Como esta el amor de Dios en él?
Por tanto,con amor y Oración y para que ustedes puedan ver a Cristo dándolo todo(2corintios 8:9),presento mi renuncia al cargo de presidente de la clase 63.


Vuestro en EL,
R.M


LA GUERRA EXIGE SUFRIMIENTO.
Si los jóvenes de hoy están dispuestos a dar su vida por su país,cuanto más los cristianos deberían estar dispuestos a perder su vida por amor a Cristo y el evangelio.
Una fe que no cuesta nada,no sirve para nada. Si El Señor Jesús significa algo para nosotros,él debería ser nuestro todo,y ninguna consideración acerca de seguridad personal o prevención del sufrimiento nos detendria en nuestro servicio a El.

Cuando el Apóstol Pablo defendío su apostolado de los ataques de sus críticos de alama egoísta,no señalo su genealogía,ni su educación,ni sus conquistas materiales. En vez de eso,enumero sus sufrimientos por la causa del Señor Jesucristo (ver versión Revisada 60) 2da Co.11:23_28.


Al presentar su noble desafió a Timoteo le exige: "Tu pues,sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo" (2da Timoteo 2:3).

La Guerra implica obediencia inmediata.
Un verdadero soldado seguirá las instrucciones superiores sin preguntar y sin demorar. Es absurdo pensar que Cristo podría quedarse satisfecho con algo menos.
Como Creador y Redentor,tiene todo el derecho de esperar de los que le siguen a la batalla una obediencia pronta y completa a sus ordenes.
La Guerra exige en el uso de las armas . Las Armas del Cristiano son la Oración y la palabra de Dios. Debe entregarse a la oración ferviente y fiel, y perseveran te. Solamente así pueden ser derribadas las fuerzas del enemigo. también DEBE SER EXPERTO EN EL USO DE LA APALABRA DE DIOS. El enemigo hará todo lo posible para hacerlo soltar la Espada. Sugerirá dudas acerca de la inspiración de la palabra de Dios , indicará supuestas contra dicciones. Presentará argumentos opuestos de la ciencia, la filosofía y la tradición humana. Pero el soldado de Cristo debe estar bien firme probando la efectividad de su alma, por el uso de ella a tiempo y fuera de tiempo.


Las armas guerreras del cristiano parecen ridículas al hombre del mundo. El plan que fue efectivo en Jericó podría ser ridiculizado por los jefes militares de hoy. El ejersito insignificante de Gedeón podría evocar solamente el ridículo, ¡Y que diremos de los hombres. Y que diremos de los hombres de David, el agujón para los bueyes de Samgar, y el miserable ejeresito de necios que Dios ha tenido atravez de los siglos ? La mente espiritual sabe que Dios no esta del lado de los grandes batallones,sino que le place escojer lo pobre y débil y lo despreciado de este mundo para glorificar se en ellos.


La Guerra exige el conocimiento del enemigo y de sus tácticas. ES IGUAL EN LA GUERRA CRISTIANA.. "Porque no tenemos lucha contra carne y sangre,sino contra principados,contra potestades,contra gobernadores de las tinieblas de este siglo,contra huestes espirituales de maldad en la regiones celestes " (Efes 6:12) Sabemos que Satanás mismo se disfraza como ángel de Luz. Por tanto no es de extrañarse que sus ministros se disfracen de ministros de Justicia ,cuyo fin será conforme a sus obras (2Corintios 11: 14,15).
Un Soldado cristiano bien preparado sabe que la oposición más amarga no vendrá del borracho,ni del ladrón vulgar, ni de la ramera sino m{as bien de los ministros de satanás se transforman en ministros de justicia. Hablan lenguaje religioso,usan ropas religiosas,y actúan con delicada piedad,pero su corazón esta lleno de odio por Cristo y por el Evangelio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario