martes, 15 de noviembre de 2011

LA GUERRA ESPIRITUAL..(Continuación_3parte)

La guerra no admite distracciones. "Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida,a fin de agradar aquel que lo tomo por soldado" (2Timoteo 2:4). El discípulo de Cristo aprende a ser intolerante con todo lo que se puede interponer entre su alma y su entera devoción a su Señor Jesucristo. Es despiadado sin ser ofensivo;firme sin ser descortés. Tiene una pasión y solamente una. Todo lo demás debe quedar bajo entera sujeción.



La Guerra exige valentía frente al peligro,"Por tanto,tomada la armadura de Dios,para que podáis resistir en el día malo,y habiendo acabado todo estar firmes... " (Efesios 6:13,14). Algunos han indicado que la armadura del cristiano según la descripción de Efesios 6:13_18 no hace provición para la espalda y por lo tanto,no hace provición para la huida. ¿Pero porque huir? Si somos más que vencedores por el que nos amo", si nadie puede estar contra nosotros y vencernos por que Dios es por nosotros,si la victoria está asegurada aún antes que comencemos la lucha,¡Como podemos pensar en retroceder?.

Que viva con los vencedores,
o peresca en la batalla,
he de luchar con los moradores
de las tinieblas donde satán se halla.
Fuerte es el enemigo que avanza,
desnuda.oh Señor,esta mi espada
para derribar sus estandartes y lanza
para la virtud que a tu palabra ha sido dada.



No hay comentarios:

Publicar un comentario