sábado, 10 de diciembre de 2011

A LA SOMBRA DEL MARTIRIO

Cuando una persona a dedicado verdadera mente su vida a Cristo,parese que el vivir ó el morir les resulta cosa de poca importancia. Todo lo que importa es que El Señor sea glorificado.

Al leer la biografía de los mártires Juan y Betty Stam, Sangre y semilla,Ud. encontrará una nota que se repite atravez del libro " Como siempre ahora también sera magnificado Cristo en mi cuerpo,ó por vida ó por muerte" (Filipenses 1:20).

El mismo fondo se descubre en los escritos de Jim Elliot. Mientras aún estudiaba en la universidad de Wheatom,escribió en su diario: "Estoy listo para morir por los Aucas",en otra oportunidad escribió:"Padre toma mi vida,también mi sangre y así lo quieras,y consume me con tu fuego envolvente. Yo no la conservaré,porque no es mía para hacer tal cosa. Toma la toda. Derrama mi vida como oblación por el mundo. La sangre soló tiene valor si fluye ante tu altar".

Muchos de los Héroes de Dios llegaron hasta este mismo punto en sus tratos con Dios.
Comprendian que "Si el grano de trigo no cae en la tierra y muere,queda solo;pero si muere lleva mucho fruto.( Juan 12:24).
Ellos estaban dispuestos hacer ese grano de trigo. Esta actitud es exactamente la que El Señor enseño a sus discípulos: "Cualquiera que pierde su vida por causa de mi, la hallará". (Lucas 9:24).
Mientras más pensamos en esto más razonable nos parece.
En primer lugar nuestra vida de ningún modo nos pertenece. Pertenece a aquel que nos valorizo con el costo de su Sangre preciosa.
Podemos egoistamente aferrarnos a lo que es de otro?
C.T. Studd respondimos esta pregunta: "Yo sabia que Cristo había muerto por mi,pero nunca he podido comprender que si el murió por mí,yo ya no me pertenezco.
Redimir significa comprar algo que una vez perteneció al comprador. De modo que si ahora le pertenezco a El. tengo que decidir entre ser un ladrón y quedarme con lo que no es mio,ó entregarlo todo a Dios. Cuando por fin emprendí que Jesucristo murió por mi,no me fue difícil entregarlo todo a El."

No hay comentarios:

Publicar un comentario