lunes, 24 de febrero de 2014

LAS BUENAS NUEVAS_Después de la Caída

Después de la Caída
Abram
Aunque en los primeros días, hubieron 
varios personajes importantes, uno de 
los principales fue un hombre llamado 
Abram. Él fue muy especial por su fe. El 
confió grandemente en Dios a pesar de 
situaciones muy difíciles.
Debido a su gran fe, Dios le prometió 
a Abram que sus descendientes serian 
tan numerosos como las estrellas en 
los cielos, y que a través de su semilla, 
todas las naciones de la tierra serian 
 bendecidas.

Aunque Abram no sabia en ese momento 
que, la semilla por la cual todas las 
naciones de la tierra serian bendecidas 
era Jesús.
Abram y su esposa Sara no tuvieron 
hijos por casi cien años. Finalmente ellos 
tuvieron un hijo, Isaac, quien más tarde 
tuvo dos hijos, Esaú y Jacobo.
Jacobo (y su hijo José)
Jacobo a quien posteriormente Dios 
cambió su nombre a Israel, tuvo doce 
hijos, uno de sus hijos mas jóvenes, José, 
se convirtió en su favorito, lo cual hizo 
que sus hermanos se sintieran muy 
celosos.
Cuando ellos tuvieron una oportunidad, 
los hermanos vendieron a José a unos 
comerciantes que compraban y vendían 
esclavos, cuando iban pasando por ahí en 
su camino a Egipto.
Después de una serie de eventos 
increíbles en los cuales, él fue elevado 
a una posición de liderazgo y poder, 
José predijo, con la ayuda de Dios, que 
muy pronto vendrían siete años de 
abundancia en las cosechas, seguidos de 
siete años de hambruna severa.
Como resultado de ésta información 
el Faraón (el rey) puso a José a cargo 
de la construcción de graneros y del 
almacenamiento de granos durante los 
buenos años para preparase asi para la 
escacez de granos durante los tiempos 
difíciles que seguirían.
Cuando el tiempo de la hambruna
llegó el Faraón puso a José a cargo
de la distribución del grano al pueblo,
No solo la gente de Egipto necesitaba el
grano sino tambien otros de tierras vecinas.
Cuando el padre de José, Jacobo, escuchó 
de la disponibilidad del grano en Egipto, 
él envió a sus hijos a comprar comida 
para su grande y crecientre familia.
Cuando los hermanos llegaron a Egipto, 
vieron a José, no lo reconocieron. José sí 
los reconoció a ellos, pero él no guardó 
ningún resentimiento en contra de ellos. 
El entendió que todo había sucedido de 
acuerdo a un buen propósito divino.
Eventualmente, José revelo su identidad 
a sus hermanos y se reunió felizmente 
con su padre. Ya que la hambruna no 
terminaría pronto, José convenció a su 
padre de que se fuera él y toda su familía 
a vivír a Egipto donde él los podría 
cuidar.
Después de que José y sus hermanos 
murieron, los descendientes de Jacobo, 
"los hijos de Israel,” crecieron en gran 
numero de hecho llegaron a ser mas de 
cientos de miles de personas.
El aumento rápido de ésta población 
empezó a preocupar a los gobernantes 
-Egipcios. Éstos tenian miedo a ser 
destronados por los hijos de Israel, así 
que los Egipcios decidieron hacerlos sus 
esclavos para mantenerlos asi bajo su 
control.
Asi que, los Israelitas se volvieron 
esclavos y permanecieron de tal forma 
por cuatrocientos años. Cuando los 
Egipcios se convirtieron en opresores, 
los hijos de se Israel clamaron a Dios 
pidiendo ayuda. El escuchó su llanto y 
respondió enviandoles a Moisés para 
que le dijerá al faraón que “¡librara a su 
gente!”
Al principio el Faraón no queria dejarlos 
ir, pero cambio de opinión después de 
que Dios mandó diez plagas a la gente 
de Egipto. El cambió de opinión otra 
vez, después de que los había dejado ir, 
y envió a sus soldados a seguirlos para 
traerlos de regreso.
Para ayudar a sus hijos, Dios abrió el 
Mar Rojo, para que ellos pudieran cruzar,
a tierra seca, al otro lado. Cuando los 
soldados Egipcios los siguieron, Dios 
volvió el agua a su estado normal y todos 
se ahogaron. Puedes leer todo sobre este 
increíble evento en el libro de Éxodo.
Los Diez Mandamientos 
Cuando los Israelitas vagaban por 
el desierto después de haber sido 
¬liberados, Dios le dió a Moisés las tablas 
de piedra sobre las cuales él había escrito 
los diez mandamientos.
Dios también le habló a Moisés acerca 
de muchas otras leyes, festivales, 
memoriales, sacrificios y rituales que 
los hijos de Israel debían de obedecer y 
realizar durante este tiempo.
¡Sin embargo, no siempre obedecieron la 
ley perfectamente—pues ellos después 
de todo eran gente como nosotros! El 
ofrecimiento de sacrificios fue la forma 
en que Dios los instruyó para poder 
ser perdonados, aunque el sacrificio de 
animales no les podia quitar sus pecados.
A los Israelitas y sus tribus, Dios 
eventualamente les dio su propia tierra 
para poder asi establecerse. Éste se 
convirtió en el Reino de Israel. Unos 
años despúes hubo una gran division en 
la familia israelita.

El Reino de Judá
Las diez tribus del norte se separaron 
de las dos tribus del sur, de Judá y 
Benjamín.* La unión del sur se convirtió 
en el reino de Judá, Fue en éste reino en 
el cual la ciudad de Jerusalén estuvo 
ubicada. También fue de este Reino 
de Judá, "los Judíos" del cual Jesús 
eventualmente descendió.
A travéz de los años la gente de Dios 
básicamente lo abandonó y empezó 
a adorar dioses extraños e ídolos, por 
lo tanto Dios permitió que el Reino
de Babilonia se los llevará cautivos y 
destruyeran el Templo.
Después de setenta años en Babilonia, 
algunos de los Judíos regresaron a la 
tierra santa—a Jerusalén, a reconstruir el 
Templo y la ciudad—con una renovada 
apreciación por la obediencia.
Como resultado, ellos ya no adoraban 
dioses ni ídolos extraños, mas se acataban 
estrictamente a la Ley, con una filosofia 
de no equivocarse. 
De hecho, se volvieron tan fanáticos y 
estrictos que empezaron a perder visión 
de lo que realmente era importante. 
Su falta de entendimiento provocó 
contradicciones entre unos y otros,
 y aún 
con Jesús, el propio hijo de Dios

*Otra de las tribus, la tribu de Levi quienes eran conocidos 
como los Levitas no recibieron su propia tierra porque sus 
miembros eran los sacerdotes que ofrecían los sacrificios para 
toda la gente, para poder hacer ésto fue necesario dividirlos 
entre todas las otras tribus. Con el tiempo ésta gente religiosa 
se convirtió más y más prominente en el reino de Judá.

No hay comentarios:

Publicar un comentario